Trabaja tu marca personal para encontrar empleo

Trabaja tu marca personal para encontrar empleo

La marca personal como herramienta laboral

La Marca Personal es algo conocido por muchos, pero practicado por pocos. No es una marca registrada como tal, sino que viene a ser la huella que dejamos en nuestro camino a través de todo lo que somos y hacemos. Una huella controlable mediante el Personal Branding, proceso de gestión offline y online de esta, que nos puede ayudar a posicionarnos adecuadamente en el ámbito laboral. Y con ello, ¡a conseguir trabajo más rápido!

Marca personal para buscar empleo

Son muchos los profesionales que, mediante una adecuada gestión de su “marca”, han logrado posicionarse como referentes en su sector. Sin embargo, aunque todos tenemos una marca personal, no todos los individuos son realmente conscientes de este hecho, por lo que al no desarrollarla de manera estratégica, no explotan su potencial. La clave está, según el experto Tom Peters, en crear la marca llamada “You”, porque,  a fin de cuentas, todos somos marca y estamos a cargo de ella. Siguiendo la misma línea, muchos otros autores consideran que “las personas somos marcas comerciales unipersonales” que generan valor real. Es decir, que nos tenemos que vender bien, aportando un valor añadido que nos diferencie del resto.

Pero, ¿es la marca personal una manera de vendernos como productos?

Demuestra lo que haces y cómo lo haces

Más allá de esta concepción puramente comercial, hay quien habla de marca personal como la forma de “vender aquello que haces o sabes hacer”, buscando así una diferenciación con el resto, y no tanto el aspecto competitivo que implica el venderse como persona.

Esta visión de la marca personal es mucho más atractiva. El individuo pasa a percibirse como una marca, pero no por lo que es, sino por aquello que es capaz de hacer, es decir, por sus cualidades, capacidades y/o habilidades. Es una percepción mucho más humana y personal. De este modo, solo mediante el aprendizaje y la autoconfianza, podremos explotar nuestro potencial y facilitar el proceso de búsqueda de empleo.

Pero esto no implica hacernos famosos, sino “relativamente famosos”. Pues el fin principal es, como bien se ha dicho, que nos conozcan aquellos que nos interesen, es decir, nuestro público objetivo, los profesionales relevantes en nuestro sector a los que nos dirigimos.

Si bien, tener una marca personal consolidada no lleva consigo la capacidad de caerle bien o gustarles a todos. Es más, hay individuos que crean su propia en torno a una personalidad no precisamente sociable y/o agradable. Pero logran convertirse en trabajadores imprescindibles, profesionales de prestigio que se ganan el respeto y la confianza por sus logros, lo que les abre nuevas puertas en diferentes sectores. Y esto no solo se consigue con una buena comunicación, que también es esencial, sino con hechos demostrables de lo que hacemos y como lo hacemos.

michal-grosicki-185673

Consolida una buena reputación con tu marca personal

La marca personal es, a fin de cuentas, la huella que muestra toda nuestra andadura profesional, generando así una reputación en el sector.  La reputación es el activo intangible más importante que cada individuo posee a nivel personal, pero también a nivel colectivo (pues la buena reputación empresarial es vital para atraer accionistas, trabajadores cualificados y consumidores).

Esta reputación se construye a través de nuestra marca personal mediante un proceso a largo plazo en el que hay que ser muy paciente, evitando así que se rompa, pues cualquier mínimo impacto puede afectar y tener como consecuencia su rotura en mil pedazos. Y esto en tiempos donde el entorno digital está en su máximo esplendor supone un gran riesgo, pues con la web las crisis de reputación se amplifican en cuestión de segundos.

Una frase que lo explica claramente es  la que Alfonso Alcántara (profesional bajo el pseudónimo Yoriento) dio en relación a la reputación online:

Si la marca personal es el perfume que usas, la reputación online es el olor que dejas.

Pues la marca personal, como si de la imagen corporativa se tratase, puede tener como resultado una reputación favorable o desfavorable para ti como profesional. Es decir, siguiendo con la metáfora, un olor impecable o bien una auténtica peste que más que atraer, aleje a todos nuestros públicos.

Marca personal como perfume

Consigue empleo gracias a tu marca personal

Por tanto, y a modo de resumen, el personal branding nos permite descubrir y definir nuestra marca personal, la huella que queremos dejar en el resto y con la que nos queremos diferenciar. Y esto es algo que podemos gestionar fácilmente gracias a la web 2.0, la cual nos permite comunicar quien somos, exponer nuestros logros y, especialmente, recibir feedback de aquellos profesionales del sector en torno a los cuales nos queremos posicionar.

De este modo, encontramos en internet un canal eficaz y rápido para, además de construir nuestra marca personal, darnos a conocer, hacernos un hueco y conseguir empleo de manera eficaz, especialmente si se trata de tu primer empleo. La clave está en escoger los medios adecuados donde mostrar lo que hacemos y como lo hacemos. Por ejemplo, mediante un blog, las redes sociales o una website con dominio personalizado.

Lo verdaderamente importante del personal branding es existir y no tanto comunicar. Cualquiera puede comunicar, lo hacemos incluso cuando no lo pretendemos. Pero existir, formar parte de la memoria a largo plazo de aquellos que más interés nos suscitan, ganarnos un hueco gracias a nuestras capacidades y tener un nombre fácilmente identificable… Eso es mucho más complicado. De ahí la importancia de conocernos a fondo, explotar nuestro potencial y hacerlo llegar al resto. No pasar desapercibido, sino mostrar que haciendo lo que nos gusta somos imprescindibles.

Persona buscando trabajo extra

Ya lo dijo Oscar Wilde en su momento: hay solamente una cosa en el mundo peor a que hablen de ti, y es que no hablen de ti. Si bien, no es que sea algo positivo, pues como se dijo previamente, poseer una mala reputación puede tener consecuencias graves desde el punto de vista profesional. Nadie quiere contar con un trabajador irresponsable, que se mete en líos o que simplemente genere desconfianza. Pero llegados a este punto, ha quedado muy clara la importancia de estar presente en la mente del resto de individuos. Es decir, de existir. Sea para bien o para mal, aunque obviamente es mucho mejor ser un referente positivo.

Ahora que sabes un poco más sobre la marca personal, ¡explota tu potencial y conviértete en un auténtico profesional! ¿Cómo? Con Worktoday, ¡por supuesto!

¡Descárgate ya nuestra App y muestra a todos lo mucho que vales! 💪📲

ACCEDE A MILES DE EMPLEOS

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *