Preguntas habituales en una entrevista de trabajo

Preguntas habituales en una entrevista de trabajo

Preguntas habituales en una entrevista de trabajo

Las entrevistas para un puesto de trabajo pueden hacernos pasar un mal rato por los nervios, la inseguridad o a causa de la angustia por conseguir como sea ese empleo en concreto. Como es natural, la excitación exagerada no es una buena aliada y podría fastidiarnos todo el proceso. Por ello, conocer cuáles son las preguntas habituales en una entrevista de trabajo y saber cómo salir airoso delas mismas, es como estudiar el mapa de un territorio antes de la batalla, ¡fundamental!

consejos para responder a las preguntas habituales en una entrevista de trabajo

 

Cómo prepararte para el día de la entrevista

#1 ¡Hay más peces en el mar!

Queremos conseguir ese trabajo, quizá es el puesto de nuestros sueños o encaja a la perfección con los horarios que necesitamos. Es comprensible, vale, pero no merece la pena obsesionarse. De hecho, ese pensamiento de que toda nuestra vida depende de la entrevista, es el peor enemigo posible.

Por mucho que deseemos que todo salga bien, es esencial poner los pies en el suelo y repetirnos que habrá más entrevistas, más peces en el agua. Es difícil, lo sabemos, pero es un ejercicio que sirve para abrir miras y tranquilizarnos.

#2 ¡Ellos se lo pierden!

Irradiar seguridad y confianza en uno mismo es la piedra angular de la entrevista.

¿La empresa con la que te vas a entrevistar es fantástica? Tú también lo eres.

Seguramente hayas trabajado duro a lo largo de tu vida, te hayas esforzado en formarte y te merezcas ese puesto. Esto tenemos que grabárnoslo a fuego en la frente: si no te contratan, se perderán un montón de valores que tú les podrías aportar. Ambos salís perdiendo.

Convencerte de este punto antes de sentarte a hacer la entrevista te ayudará a sonar seguro y optimista.

 

Empleados trabajando en una oficina

 

Las preguntas sobre tu personalidad, ¡que no te pillen desprevenido!

Es muy probable que en una entrevista te planteen cuestiones sobre cómo te ves a ti mismo, así que piénsatelas un poco para formarte una guía mental. Es muy importante ser uno mismo, así que deja a un lado el papel de trabajador abnegado y ¡saca tu parte seductora y divertida! Es nuestro consejo.

#1 ¿Cuál es tu mayor defecto?

He aquí la pregunta más comentada en la historia de las entrevistas de trabajo. En muchos blogs y artículos podrás encontrar millones de posibles respuestas para evadir reconocer tus imperfecciones, desde que digas cosas tan anodinas como “soy muy perfeccionista” hasta que le eches la culpa de tus fracasos a los colegas de trabajo.

Desde nuestra más humilde opinión, no hay nada malo en que reconozcas un defecto real de ti mismo. Obviamente no deberías decir que eres un vago redomado, eso está más que claro, pero todos tenemos fallos simpáticos en nuestra personalidad.

Busca algo sobre ti que en principio pueda ser un defecto, pero que en esa empresa pueda verse como algo positivo. Por ejemplo, si el trabajo es de telefonista, di que siempre has pecado de ser un tanto parlanchín. Esto te hace más humano a los ojos del entrevistador y, además, lo cierto es que resulta tierno.

#2 ¿Te llevas el trabajo a casa?

Esta pregunta y sus derivadas no se suelen hacer para contratar al más pringado del sector, sino para todo lo contrario. Demuestra que sabes poner tus límites y que tienes personalidad. Una respuesta clara dice mucho sobre tu capacidad de liderazgo.

 

Cuestiones sobre tu formación, ¡pueden tener trampa!

1# ¿Cuántos idiomas hablas?

¡Mucho cuidado con maquillar demasiado esta respuesta! Piensa que la siguiente pregunta te la pueden hacer en el idioma que hayas dicho que dominas y, si no es verdad, estarás perdido.

Si esto ocurre habrás demostrado que ni hablas el idioma, ni eres honesto, ni muy perspicaz.

 

diccionarios de idiomas

 

2# Tienes muy poca o demasiada experiencia para este puesto

Ambas se pueden desmentir. Si tienes muy poca experiencia, puedes decir que aprendes muy rápido y que, si bien puedes no ser el más experimentado, cuentas con aptitudes naturales para el puesto y que son difíciles de entrenar.

Si te dicen que eres demasiado bueno para el puesto, una respuesta inteligente sería, por ejemplo: “Quizá, pero quiero seguir aprendiendo y, además, de este modo podré aportarle un valor añadido a la empresa y a mis compañeros”.

 

No temas al futuro, demuestra que es tu aliado

A menudo, las preguntas habituales de una entrevista de trabajo no se quedan en quién eres tú y lo que has estudiado, sino que van más allá para indagar en cómo esperas que sea tu futuro. Este tipo de interrogantes desarman a algunas personas, dejando ver que no tienen proyección ni ambiciones. Veamos cómo vencer en la ronda final.

1# ¿Qué aspiraciones salariales tienes?

Esta pregunta asusta y hablar de dinero nos pone nerviosos. El mejor consejo para este caso es que no te pongas nervioso ni titubees.

Revisa el contexto en el que estás y si crees que en esa ocasión te vendría bien dar una cifra exacta, calcula cuál es el sueldo medio de tu posición en una empresa de esas características y dilo así: ni mucho más, ni mucho menos, lo normal para cualquier trabajador de tus características.

¡No es para tanto!

2# ¿Qué crees que aportarías tú, personalmente, a esta empresa?

Esta respuesta puede ser muy abierta, pero es tu oportunidad de hablar de lo que sabes hacer y de tus principales cualidades. En vez de asustarte, ¡aprovéchala!

Piensa en hablar de dos asuntos principales, para que te sirvan como guía: primero, háblales de por qué crees que eres el mejor candidato y cuáles son tus puntos fuertes en la profesión. Después, remata tu respuesta ideal contándoles que tienes ilusión sobre ese puesto, mucha energía, ganas de trabajar, ganas de aprender y ambiciones.

 

Trabajar en equipo lleva al éxito

 

Así es cómo deberíamos afrontar las entrevistas de trabajo: tranquilos, seguros y preparados.

Lo importante es estar relajado, si te gusta hablar de ti mismo puede que hasta te lo pases bien. De lo contrario, piensa que tan solo será una charla distendida y que, cuando termine, saldrás de allí sabiendo que lo has hecho lo mejor posible.

Si lo que te falta es conseguir una entrevista o enterarte de alguna vacante, ¡no olvides descargar nuestra app para disfrutar de todas nuestras ventajas!

ACCEDE A MILES DE EMPLEOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *