Fideliza el talento con el Salario Emocional

Fideliza el talento con el Salario Emocional

Sea cual sea tu empresa, tus empleados tienen que ser el activo principal.

Está claro que los clientes son muy importantes, pero si los propios trabajadores no están contentos con su empresa, ¿cómo van a lograr satisfacerlos?

 

TRABAJADORES SATISFECHOS

 

Beneficios emocionales más allá de lo económico

La manera en que trabajamos ha cambiado, también nuestra forma de vida. El salario ya no es el único factor a tener en cuenta a la hora de escoger un nuevo empleo: cercanía, oportunidades de promoción o conciliación laboral entre otros, son ejemplos de las nuevas prioridades de los trabajadores. La compensación económica importa, si bien, hoy por hoy queda en un segundo plano. Los empleados ya no solo se sienten atraídos por las empresas las mejores compensaciones económicas, sino que buscan ciertos beneficios más allá de lo monetario.

Atraer el talento no es tarea fácil, mantenerlo en la empresa lo es menos aún. Por ello, cada día más organizaciones ofrecen, además del salario mensual, un salario que, aunque aparentemente “intangible”, puede llegar a ser mucho más valioso: el salario emocional.

 

A mayor satisfacción, mayor productividad

Lo llames “salario emocional” o “beneficio emocional”, el fin es el mismo: compensar a los empleados con retribuciones no económicas. ¿Y cuál es su objetivo? Aumentar su satisfacción, lograr incrementar su motivación y mejorar su calidad de vida tanto desde el punto de vista laboral, como del personal. La clave está en convertir la empresa en uno de los “best place to work”.

 

PERSONAS CON EMPLEO

 

La motivación económica ya la tienen, ahora hay que lograr también una motivación personal para con la empresa, una mayor satisfacción en el puesto de trabajo y, sobre todo, muchas ganas de crecer interno. Darles incentivos que se transformen en engagment, es decir, conseguir que los empleados se “enamoren” perdidamente de la empresa.

 

Ventajas del salario emocional

¿Por qué apostar por este tipo de salario? No porque esté de moda ni porque sea algo común en las marcas más innovadoras, sino porque tiene grandes beneficios para el empleado y para la empresa en su totalidad. ¿Quieres saber cuáles son?

Aumenta la productividad: Un trabajador contento con su empresa es mucho más productivo. Realiza sus funciones de manera más eficiente y pone un mayor empeño a la hora de alcanzar sus objetivos.

Se reduce el absentismo: Ir al trabajo deja de ser una “obligación” y se convierte en una experiencia totalmente positiva. Ya no buscarán escusas por las que llegar tarde, su motivación hará que empiecen cada día con ganas.

Mejora el clima laboral: Los empleados concilian mucho mejor su vida familiar, se sienten satisfechos con su trabajo y, por tanto, el clima interno es mucho más ameno y cercano.

Incrementa la rentabilidad: Los equipos se vuelven más rentables, desciende la rotación de personal y disminuyen los costes de selección de nuevo personal.

Crea un sentimiento de pertenencia: Los beneficios emocionales crean un engagement entre los empleados y la empresa, lo que se convierte en un fuerte sentimiento de grupo que fidelizará el talento.

 

TRABAJO EN EQUIPO

 

Recompensa a tus empelados de una forma diferente

Cada empresa es un mundo. Los profesionales varían y, con ello, sus necesidades. Como empresario, nadie conoce a tus trabajadores mejor que tú. Por eso lo ideal sería adaptar estos beneficios a tu propio equipo. Puestos a dar un salario emocional, que tenga realmente valor para tus empleados, ¿no?

Existen miles de ideas para lograr retener el talento sin necesidad de aumentar el salario. Nos gustaría compartir una serie de ejemplos que van desde lo más clásico hasta lo más innovador.

  • Flexibilidad de horarios o teletrabajo: la calidad de vida es algo esencial para los empleados. Por ello, la posibilidad de compatibilizar vida personal y profesional es algo se tiene muy en cuenta. Horarios de trabajo flexible, trabajo a distancia o días libres en momentos puntuales, hacen mucho más atractivo el empleo.
  • Oportunidades de promoción: el desarrollo de la carrera profesional y las posibilidades de crecimiento dentro de la empresa, hacen que los trabajadores visualicen un futuro estable con oportunidades de mejora constante. Delegando tareas importantes, asignando nuevas responsabilidades o haciéndoles partícipes en la toma de decisiones, lograrás aumentar la motivación del empleado.
  • Formación alternativa: la formación continua hace que el empleado se sienta parte de la empresa. Es importante facilitarle herramientas para alcanzar nuevas metas y mejorar como profesional, ya sea a nivel interno o mediante cursos externos, talleres o certificados con reconocimiento profesional (por ejemplo, de idiomas).
  • Beneficios sociales: como seguros, ayudas para la educación de los hijos, planes de jubilación, abonos para los costes de transporte y/o alimentación o guarderías para los más pequeños en el mismo lugar de trabajo. Son detalles que se valoran y que hacen que el empleado se sienta mucho más a gusto con la organización.
  • Reconocimientos: valorar el trabajo bien hecho no es tan complicado: basta con unas palabras para reconocer el esfuerzo de todo trabajador. Apuesta también por recompensas que incentiven a los empleados a seguir trabajando con empeño, como pueden ser cursos formativos o actividades para disfrutar con su familia.

 

TRABAJADORES EN EMPRESA

 

¡Pero esto no es todo! Cada día surgen nuevas ideas, opciones infinitas para hacer un poquito más a meno el día a día. Por ejemplo, habilitar espacios de recreo para que los empleados desconecten del trabajo y socialicen entre ellos; permitir mascotas en la oficina, reduciendo así el estrés y mejorando el clima laboral – ¡ser Pet Friendly está de moda! -; disponer de snacks y bebidas gratis que hagan la rutina un poco más “apetecible” o planificar actividades de ocio en grupo, como clases de yoga, Scape Rooms o Paint Ball, o bien talleres de pintura y manualidades para explotrar el lado más artístico de tus trabajadores.

 

TALLER DE PINTURA

 

Hacer felices a tus empleados no parece tan difícil, ¿verdad? Dedícales tiempo, pues son el activo principal de tu empresa, el puente directo hacia los clientes y los auténticos generadores de una imagen empresarial positiva.

Apuesta por el talento interno y evita su huida. ¿Cómo? ¡Con el salario emocional!

Y si aún estás buscando empleados, ¡estamos dispuestos a ayudarte!

Descarga nuestra App y encuentra a los candidatos ideales para cada puesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *