Trabajar desmotivado provoca enfermedades

Trabajar desmotivado provoca enfermedades

No es ningún secreto que es necesario tener positividad ante todos los aspectos de la vida para poder ser felices. Caer en la desgana, la tristeza y la negatividad solo nos puede traer cosas negativas e impedirnos salir de cualquier bache que estemos pasando. Sin embargo, no se queda ahí la cosa. La doctora Marisa Navarro nos cuenta en su libro “La medicina emocional” que “quienes trabajan tristes y desmotivados pueden sufrir dolencias relacionadas con el sistema muscular, migrañas y cefaleas tensionales, así como problemas dermatológicos”.

Por ello, independientemente del empleo que tengamos, es imprescindible desempeñar las funciones con motivación, aunque solo sea porque nuestra salud y la de quienes nos rodean no se vea afectada. La doctora añade algunos consejos sobre nuestra actitud para mantener la positivdad y motivación y no sufrir problemas de salud por ello:

 

1. Poner el máximo esfuerzo en lo que hacemos.

Eso nos llevará a cumplir los objetivos y, en consecuencia, a darnos cuenta de que podemos conseguir lo que nos propongamos, nos guste más o menos.

2. Pensar en los beneficios que nos aporta la realización de ese trabajo.

Intentar contrarrestar cualquier pensamiento negativo anteponiendo todo lo positivo que puede conllevar el trabajo. Siempre habrá algo a lo que agarrarnos, ya sea compensación económica, aprendizaje, experiencia, horarios, etc.

3. Tratar de generar un ambiente agradable

Si potenciamos aquello que nos reconforta, como nuestro talento, las relaciones con los demás, etc. nos sentiremos más felices y motivados.

4. No centrar la vida sólo en el empleo

El trabajo es importante pero no lo es todo. Hay que reconfortar los aspectos de la vida personal, familia, amigos…Y saber deconectar del entorno laboral.

5. Pensar en “hacer lo que tengo que hacer”

Mantener esfuerzo y disciplina para obtener beneficios a largo plazo. Olvidarse de “lo que me apetece” y centrarse en “lo que tengo que hacer”. Aunque cueste, tiene su recompensa.

6. Alejarse de compañeros tóxicos.

Sea en el trabajo o en la vida personal, es imprescindible alejarse de personas tóxicas. Solo sirven para reforzar un ambiente negativo y, finalmente, afectar en la actitud de todos los compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *