Cómo convertir a tus empleados en brand lovers, ¡un equipo feliz es un equipo orgulloso!

Cómo convertir a tus empleados en brand lovers, ¡un equipo feliz es un equipo orgulloso!

Cómo convertir a tus empleados en brand lovers, ¡un equipo feliz es un equipo orgulloso!

Un brand lover es aquella persona que ha desarrollado una vinculación emocional con una marca y habla las mil maravillas sobre ella en sus redes sociales y en sus círculos de confianza. Los brand lovers son embajadores de una marca con la que han conectado, auténticos fans de los servicios o productos que ofrece, y valen su peso en oro en lo que a promoción se refiere. ¿Quieres saber cómo convertir a tus empleados en brand lovers? Este es tu post.

 

¿Quiénes son tus brand lovers y quiénes quieres que sean?

Lo más habitual es buscar a nuestros brand lovers entre los clientes, ofreciendo un producto impecable, una experiencia de compra agradable y un servicio post-venta eficaz. Pero, ¿no sería maravilloso tener a estos embajadores también entre nuestros empleados?

Si lo que un cliente nuestro le cuente a sus amigos sobre nuestro producto es importante (¡y créeme que lo es!), imagínate cuánto pesa la opinión de una persona que trabaja en nuestra empresa, que habla “desde dentro”, que conoce el producto desde la perspectiva más cercana.

 

Los empleados, además de conocer nuestro producto o servicio en profundidad, tienen un importante papel también en la idea que el público tenga de nuestra política de empresa. Socialmente, tiene mucho peso saber que una compañía es justa, cuida a sus trabajadores y lleva a la práctica una política honesta. Por eso, es tan interesante aprender cómo convertir a tus empleados en brand lovers y tener un equipo feliz.

¿Has oído hablar del employee engagement?

¡Otro término en inglés que suena bien! Y, además de tener sonoridad, el employee engagement es un concepto cada vez más importante. Se trata de una estrategia de recursos humanos que persigue la felicidad laboral, es decir, que el empelado se sienta vinculado con la empresa para la que trabaja, alineado con sus objetivos y a gusto en el día a día con el ambiente y el personal que le rodean.

 

Cuando un trabajador se siente inspirado en su empresa, comprometido con la marca y orgulloso de su posición, hablará bien (o incluso maravillas) sobre la compañía, ¿verdad? Por este motivo, el employee engagement es el primer paso para entender cómo convertir a tus empleados en brand lovers.

5 tips sobre cómo convertir a tus empleados en brand lovers

Para trabajar tu employee engagement, es esencial que conozcas a tus empleados y entiendas sus necesidades, aspiraciones y objetivos. Y, a la vez, también es básico que ellos comprendan los objetivos y valores de la empresa y se identifiquen con ellos.

¡Allá van nuestros 5 consejos!

#1 Piensa en el balance entre vida y trabajo

Los nuevos trabajadores persiguen otras metas, diferentes a las de las generaciones anteriores. Tener un buen trabajo ya no solamente significa ganar mucho dinero o tener un contrato indefinido; vivimos un nuevo paradigma social formado por personas que tienen otras aspiraciones vitales. Muchas de ellas se podrían resumir en una sola palabra: flexibilidad.

Poder trabajar desde casa, o desde Tailandia; tener horarios de trabajo menos rígidos; la posibilidad de viajar en cualquier época del año. Estos son los sueños de los empleados más jóvenes, que ya no apuestan tanto por la estabilidad como por la movilidad y la idea de libertad sin ataduras.

Con la llegada de las nuevas tecnologías y la forma en la que están arrasando nuestros antiguos sistemas, toca abrir la mente y recordar que un artículo escrito desde un hotel en Cancún nos puede llegar por e-mail a la oficina sin problema alguno, elaborado por un empleado que está viviendo su sueño.

 

Aprender cómo convertir a tus empleados en brand lovers pasa por intentar que sientan que su trabajo no está reñido con la forma en la que desean vivir (y aprovechar) sus vidas.

#2 Feedback, feedback y más feedback

Los empleados conocen la empresa, sus fortalezas y sus debilidades, y son quienes se enfrentan cada día a los problemas técnicos, a los conflictos entre colegas de trabajo y a todos esos contratiempos que pueden estar reduciendo la productividad de nuestra compañía.

Además, todo trabajador quiere sentirse escuchado, saber que tiene una voz en la empresa y, probablemente, muchos de tus empleados tienen algo verdaderamente útil que decirte. ¿Quieres saber cómo convertir a tus empleados en brand lovers? ¡Escúchalos!

 

Hoy en día, existen Apps pensadas para facilitar el feedback entre jefes y empleados y herramientas sociales que hacen automáticamente encuestas anónimas y recogen sugerencias, para hacer un check-in de forma regular y conocer las preocupaciones del equipo. ¡Más cómodo imposible!

#3 Sé un líder, no un jefe

A menudo, muchas de las quejas de los empleados no proceden tanto de las tareas que tienen que realizar, como de las actitudes de su jefe. Triste, pero cierto.

Si no quieres perder a tus mejores empleados y ser el causante del mal ambiente laboral, tendrás que aprender a ser un líder antes que un jefe. El mejor consejo para esto es que, cuando haga falta, te remangues y trabajes codo con codo con tu equipo.

Ser un líder significa saber guiar y acompañar a tus empleados, conocer sus necesidades y escuchar sus preocupaciones. Déjales claro que miráis en la misma dirección… Y evita mirarles a ellos desde demasiada altura.

#4 Asegúrate de que tengan las herramientas que necesitan

Equipa tus instalaciones y a tus empleados de los sistemas y recursos que puedan hacer su trabajo más fácil y agradable. Pregúntales, organiza reuniones e infórmate sobre qué programas informáticos, maquinarias y demás herramientas podrían mejorar el día a día de tus trabajadores.

Hacer esto puede rebajar notablemente la frustración de tu equipo. No es nada agradable enfrentarse todas las mañanas a una fotocopiadora que se atranca y, como te puedes imaginar, ¡es algo que crispa los nervios a cualquiera!

En definitiva y como dice la canción, que les hagas la vida agradable si decides vivirla con ellos.

 

#5 Ofréceles formación para que puedan crecer

Impartir cursos, jornadas de coaching o talleres relacionados con el sector es una gran idea por dos grandes motivos:

Primero, porque para saber cómo convertir a tus empleados en brand lovers es esencial que les demuestres que confías en su potencial. Un sistema formativo en tu empresa hará que tus trabajadores nunca piensen que están estancados ni perdiendo el tiempo, sino que, mientras trabajen para tu marca, su carrera puede seguir mejorando y sus habilidades irán aumentando.

En segundo lugar, invertir en formar a tus empleados es invertir en el futuro. En poco tiempo, podrás recoger los frutos de tener un equipo más capaz, eficiente y actualizado en cuanto a conocimientos.

 

El mercado laboral y de recursos humanos está en un momento de cambios, ¡cambios a toda velocidad! Ponte al día, escucha a tus trabajadores y conviértelos en auténticos brand lovers. Recuerda: renovarse o morir.

 


Descárgatelo ahora  

*

code

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code