Cómo buscar el primer trabajo, parte 2

Cómo buscar el primer trabajo, parte 2

Buscar el primer trabajo, parte 2

Seguimos con estos consejos para afrontar la búsqueda del primer empleo. Si acabas de empezar a buscar el primer trabajo o estás en ello desde hace algún tiempo, seguro que te interesa lo que tenemos para ti:

Ajusta tu currículum al máximo

Todos conocemos el dicho de que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña, ¿verdad?

Bueno, pues cuando hablamos de currículos, siempre es Mahoma el que va a la montaña.

#1 Revisa las ofertas

En el mercado laboral, si tu currículo no se ajusta a las ofertas, ten por seguro que las ofertas no se van a ajustar a tu currículo.

Por este motivo, es una gran idea echarle un vistazo a las ofertas que están disponibles en los portales de empleo, antes de ponerte a redactar tu currículo.

#2 El objeto de deseo

¿Qué buscan las empresas y qué no les interesa? Dentro de tu sector, ¿cuáles son las características más deseadas?

Una vez hecho el análisis, elabora un buen currículo basado en tu valor personal. No te angusties con el hecho de no tener experiencia.

#3 ¡No pasa nada, todos hemos estado ahí!

Para enfrentarte a cómo buscar un primer trabajo sin tener experiencia laboral, deberás destacar en tu candidatura tus experiencias extracurriculares, tus estancias en el extranjero, tus becas, premios, capacidades y habilidades.

#4 Encuentra tu especialidad

¡Ponle un apellido a tu profesión! Estamos en la era de la especialización, así que dedícate todo lo posible a ello.

Una red de contactos para pescar empleos

Conocer gente que se mueva en el mismo sector que tú puede ayudarte mucho cuando menos te lo esperas. Por eso es muy importante que intentes conocer gente y charlar con ella, pedir consejos, escuchar experiencias profesionales, etcétera.

La timidez no te ayudará a la hora de buscar el primer trabajo; en cambio, una conversación con un conocido quizá te de un montón de ideas. Piensa que la gente suele preferir contratar a alguien conocido o en quien confía, así que no pierdas la relación con los profesores o compañeros con los que te llevabas bien. ¡Nunca se sabe cuándo te pueden llamar para hacerte una oferta!

Trabaja en tu imagen personal

Si quieres entrar a trabajar en una empresa, primero debes currarte tu propia imagen personal.

Esto se puede traducirse en varias cosas:

  1. Tener al día tus redes sociales, especialmente las dedicadas a asuntos profesionales.

Ya hay empresas que, tras recibir tu currículum, escribirán tu nombre en Google. Ojo con los resultados que se vayan a encontrar pero, sobre todo, ¡que encuentren alguno!

  1. Ser visible

¡Hazte un blog! O una web-currículum

Ya. Hoy.

Deja de procrastinar y empieza a redactar. Las empresas buscan gente con intereses, perfiles activos que consigan seguidores y tengan presencia e influencia en el mundo online. En tu blog puedes explayarte sobre aquello de lo que sabes y mostrarle a todos que te interesa tu sector. Comparte noticias, escribe crónicas, valora el trabajo de otros… Tu blog es un espacio personal y puede ser un museo dedicado a tus intereses.

  1. Muestra tu porfolio

Probablemente hayas elaborado ya algún trabajo durante tus años de estudiante o en tu tiempo libre. ¿Has colaborado alguna vez con un periódico? ¿Te han publicado alguna ilustración o artículo? ¿Tienes una carpeta en el ordenador llena con tus creaciones?

Entretente organizando tus trabajos en un buen porfolio. Podrás adjuntarlo en los emails de candidaturas y marcar una auténtica diferencia.

Buscar el primer trabajo no es tarea fácil, y para eso ha nacido Worktoday, para ayudarte en todo este proceso.

¡Date de alta y empieza a disfrutar de nuestras ventajas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *